¡Gracias Gabo!

“Aunque parecía expansiva y social, tenía un carácter solitario y un corazón impenetrable”

Gabriel García Márquez. Cien Años de Soledad. 

Tu partida era una Crónica de una Muerte Anunciada desde hace unas semanas en la Ciudad de México; sin embargo tu legado, es por demás amplio y expansivo. Con tu pluma a todos nosotros mortales que te contemplamos a través de tus escritos, diste una perspectiva distinta de la vida. Cada uno de nosotros, en algún punto, nos hemos sentido identificados con alguna de tus frases, con alguno de tus cuentos, con alguna de tus historias. 

En “Crónica de una Muerte Anunciada” (mi primer acercamiento contigo a mis 17 años de edad), nos diste cátedra de la realidad que se vivió no sólo en la historia de tu país Colombia, sino lo que vivimos los países de América Latina. Impunidad, corrupción y la vulneración del derecho a la verdad, características principales que conversabas con tus lectores a través de esta lectura. Derecho a la verdad que a la fecha diversas personas buscan en el devenir de la vida, casos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (sobretodo los casos que hablan de desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales), hacen que uno se refugie en esta lectura para que de una u otra forma no se pierda la esperanza y no permitamos que la impunidad siga permeando los sistemas jurídicos de cada uno de los países de Iberoamérica. 

En tu cuento “Sólo Vine a Hablar por Teléfono”, pones a cualquier jurista dedicado a la materia de Derechos Humanos a reflexionar en el tema de la Trata de Personas. Como una mujer que simple y sencillamente busca un teléfono para reencontrarse con su esposo en Zaragoza, España, termina en un camión de carga drogada y de un momento a otro la están prostuyendo un grupo de hombres dedicados a ese gremio por demás deplorable. 

Así las cosas, García Márquez en diversas ocasiones con sus escritos, terminaba acercándonos a la realidad de la vulneración de Derechos Humanos desde una perspectiva no sólo periodística, sino a través de la literatura; el realismo mágico, su punto de partida para buscar hacernos reflexionar de esos temas que sólo los políticos tocan en promesas de campaña, pero que al final del camino -y hasta el momento- terminan siendo un fracaso en lo concerniente a políticas públicas en esta materia compleja del Derecho. 

En “Cien Años de Soledad” su obra macro de todos los tiempos, resulta por demás una mezcla de todo: amor, desamor y toda una generación que vio crecer al pueblo de Macondo a través de la familia Buendía y de cierta manera acercarnos a la historia colombiana; otra de las injusticias a través de la explotación de los trabajadores derivando así, la Masacre de las Bananeras en 1928. En “Cien Años de Soledad”, nos hablabas de Fonseca, Macondo y la Ciénega que en las canciones de Carlos Vives, se hicieron manifestar y diste cátedra de que la mujer fuerte también padece de la soledad, pero que a pesar de todo, se mantiene en su lucha constante; dicho lo anterior, podemos referenciarnos a la frase citada en la parte superior del escrito. 

Por consiguiente a través de estas historias (analizado desde una perspectiva jurídica), nos acercaste a las injusticias, la opresión y a la vulneración constante de los Derechos Humanos de las personas y pusiste a reflexionar al ser humano sensible y consciente que le tocará luchar por un Estado de Derecho; sin embargo a través de tu escrito “El Amor en Tiempos de Cólera” nos inspiras a seguir luchando, así como Florentino Ariza al paso de los años logra recuperar el amor de Fermina Daza; llegará a un punto en que en una constante, lograremos el Estado de Derecho para toda América Latina. 

Gabriel García Márquez, simplemente te doy las gracias por darme en todo momento a través del realismo mágico un pedazo de esperanza para a través de tus historias y cuentos, luchar por el Estado de Derecho.

 Andrea Rodríguez Zavala

Monterrey, Nuevo León, México a 17 de abril de 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: